Hablar de la disciplina de la iglesia podría ser algo nuevo para algunos, una amarga experiencia para otros, pero independientemente de los conceptos que tengamos asociados a ella, es bíblica en toda su extensión.

Mucho se ha escrito al respecto de este tema y yo no pretendo con este post sustituir  esas enseñanzas, mi propósito es más bien, que podamos recordar o ampliar sobre la importancia que aplicar la disciplina bíblica tiene para la salud de la iglesia.

El tema de la excomunión o expulsión de un miembro de la iglesia como parte del proceso de disciplina, puede encontrar  algunas reacciones favorables y otras no tanto. Los extremos han hecho que este no sea un asunto del que no se habla con toda comodidad.
Algunos pastores o iglesias,  son demasiado blandos en este sentido, ocasionando así afrenta al cuerpo de Cristo, y otros la administran de manera tan informal y autoritaria que terminan haciendo más daño con el remedio que el que se ocasiona con la enfermedad.

La expulsión es el final de un de un proceso, no una decisión emotiva

Algunos pecados que se cometen en la iglesia suelen producir un efecto más traumático que otros entre los miembros de la iglesia, es por eso que el liderazgo puede reaccionar con emotividad y saltar el proceso bíblico.

Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano.  Más si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. (Mt 18 15:17)

Este pasaje, al que se le considera la cátedra en el tema, muestra de manera explícita, y en palabras del mismo Señor Jesucristo, cual es el proceso a seguir en una disciplina antes de la expulsión. Lo que notamos evidentemente es que es un proceso que debe administrarse de manera progresiva y no abrupta.

Muchos hermanos han sufrido hasta el día de hoy los estragos de una disciplina mal administrada. Nadie puede usar la escritura para hablar de expulsión si antes no la usa para hablar de un proceso que se administra en amor, misericordia y verdad.

La excomunión es tan bíblica como el amor, por tanto no son excluyentes

Otro extremo peligroso en cuanto a la excomunión  es el tratar de interponer un  amor – generalmente falso, sentimental, no bíblico-  ante la administración del debido proceso.

Lea también : El Verdadero Amor A Dios

De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? ( 1 Cor 5:1-2)

El texto que hemos citado presenta un caso muy conocido en la biblia: Un hombre, miembro de la iglesia de Corinto, había tomado por mujer a la esposa de su padre, en un caso de aberración que ni siquiera entre los gentiles se mencionaba. Sin embargo, los hermanos de Corinto no habían tomado acciones, apelando a un amor superior (…Y Vosotros estáis envanecidos), en lugar de lamentarse, se jactaban de su falsa misericordia.

El amor no excluye la disciplina, de hecho, es todo lo contrario, el amor produce disciplina, sabiendo que ésta es necesaria para el sano crecimiento de la iglesia. Disciplinar con expulsión tampoco es un acto de falta de misericordia, en tal caso, eso sería una acusación directa a Jesús según lo enseñado en Mateo 18.

La excomunión no se da por pecados en especial sino por uno solo: la falta de arrepentimiento

Nosotros traemos en nuestro ADN la tendencia de categorizar nuestras faltas con el propósito de reducir la culpa; lo cierto es que todos los pecados son igualmente juzgados delante de Dios (Stg 2:10) y es por eso que no podemos decir que la expulsión es por tal o cual pecado. De hecho, tal y como lo hemos mencionado, por tratarse de un proceso, lo que finalmente se condena no es tanto el pecado en particular como la falta de arrepentimiento.

Después de haber ido personalmente donde alguien  (Mt 18:15), y al no ver arrepentimiento llevar a dos o tres testigos (Mt 18:16) y no ver muestras de cambio ni siquiera al llevarlo ante la iglesia (Mt 18:17), lo que se evidencia es un corazón endurecido y que no ha sido convencido de su pecado, eso es lo que pasa a ser la causa de su expulsión.

Un hermano que caiga en pecado de fornicación escandaloso, hurto, o algún otro tipo de inmoralidad, si muestra arrepentimiento genuino lo que la iglesia debe hacer es trabajar en su restauración con espíritu de mansedumbre.

La excomunión es bíblica porque tiene motivaciones bíblicas

A estas alturas debemos preguntarnos ¿por qué es necesario expulsar al hermano que ha pecado? ¿Cuál es el propósito final?

También puedes descargar el libro ” la membresía de la iglesia

La biblia es clara al presentar las razones por las cuales este proceso, aunque doloroso, es necesario.  Algunas de esas motivaciones son:

  • Preservar el testimonio de Cristo entre los incrédulos (1 Cor 5:1)
  • Para sentar un precedente y promover la santidad en la iglesia ( 1 Tim 5:20).
  • Preservar la unidad de la iglesia si se trata de un falso maestro que no quiere arrepentirse (Tit 3:10)
  • Buscar la salvación y el arrepentimiento genuino del trasgresor ( 1 Cor 5:5)
  • Y finalmente Glorificar a Dios exhibiendo como iglesia su Justicia y su Santidad (Mt 18:18)

No cabe duda que el proceso de excomunión tiene fines bíblicos y eso afirma la necesidad de su práctica en la iglesia cuando es necesario.

Hemos visto la forma en que la biblia presenta la excomunión como un acto consecuente con el carácter de Dios, su santidad y su justicia, pero también su misericordia, son claramente expuestos.  Esto nos permite ver además lo valioso que es el cuerpo de Cristo, el alto precio pagado por nuestros pecados  y la forma en que su iglesia e sustentada y cuidada, a fin de ser presentada sin mancha y sin arruga delante de él.

15 Comentarios

    • Hola Javier; gracias por escribir.
      La excomunión es parte del proceso de disciplina y el propósito es producir arrepentimiento a través de la aflicción de estar lejos de la iglesia; si eso ocurre y hay arrepentimiento, la iglesia debe recibirlo. Es así como lo vemos en 2a a los corintios. Parece ser que el pecador que fue reprendido en la primera carta se arrepintió y ahora Pablo les pide que le reciban al hermano y le consuelen.
      ” Para él es suficiente el castigo que le impuso la mayoría. 7 Más bien debieran perdonarlo y consolarlo para que no sea consumido por la excesiva tristeza.” (2 Cor 2:6-7)

      Es indispensable aclarar que el arrepentido debe dar frutos dignos y solicitar nuevamente ante la congregación la calidad de miembro exponiendo ante ellos su arrepentimiento y deseo de reintegrarse a la iglesia, luego de ser animado y exhortado.

      Espero haberte ayudado.nuevamente por la Palabra del Señor.

  1. hola mi consulta es la siguiente … se puede expulsar a un hermano por tener una distinta vision y uno que otro problema con el caracter … pero muy buen servidor

    • Hola Carla; gracias por escribir.

      No cabe duda que los procesos de disciplina son de los asuntos difíciles de lidiar en la iglesia. Como habrás leído, la expulsión no es algo que se contempla de manera inmediata en el inicio del proceso de disciplina a un miembro, sino que es más bien, la última salida, cuando se han agotado los demás recursos para hacer volver al hermano.

      Creo que tendríamos que definir eso de “distinta visión” y “uno que otro problema de carácter”, en cuanto a este segundo, todos los tenemos, nadie es perfecto y no lo seremos hasta entrar al cielo, pero si esos problemas de carácter son parte de un pecado recurrente que afecta a la persona, a la congregación y al testimonio con los de afuera, sin duda requiere un proceso disciplinario; pero de nuevo, debe ser administrado de acuerdo a la palabra de Dios.

      Creo que si se trata de problemas menores, la iglesia debe buscar la manera de ayudar al hermano, entendiendo que los procesos de disciplina son para la restauración y para el bien del que es disciplinado.

      • me llamo la atención su afirmacio n Jacobis en “nadie es perfecto” y no lo seremos hasta entrar en el cielo, pues esta atenta contra Mateo 5:48 Por tanto, sed vosotros perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto…. aquí nuestro Señor Jesus ¿estaría pidiendo algo que no podemos? puesto que amar a lo enemigos te da esa perfección, en otro pasaje dice Mateo 19:21 Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sígueme… por que el afán de escribir una notable contradicción mi estimado, si no tiene intención de renunciar a todo por cristo no enseñe algo diferente, Dios le guarde y bendiga y le de sabiduría , le amo en el señor.

        • Gracias por tu comentario querido hermano.
          Cuando me refiero a que nadie es perfecto, lo que quiero decir es que nadie puede llegar a ser tal que nunca en su vida cometa aunque sea el más “insignificante” de los pecados. La biblia enseña que si alguno dice que es sin pecado hace a Dios mentiroso (1 Jn 1:18). Ciertamente estas demandas de Cristo de perfección lo que evidencian es que ninguno de nosotros podrá por si mismo llegar a tal estándar de justicia y es aquí donde Cristo resulta relevante, es por la fe que la justicia perfecta de Cristo nos es imputada (2 Cor 5:21) y es en base a esa justicia que seremos presentados ante el tribunal del Señor y no la nuestra.

          Por otro lado, la biblia también presenta al cristiano como alguien que se expone a una batalla continua en sus miembros (Rom 7), es una lucha con este cuerpo corruptible, pero un día este cuerpo se vestirá de incorruptibilidad y entonces seremos semejantes a él en gloria (1 Cor 15:54-56). Esta verdad nos muestra que aunque Dios demanda santidad de nosotros, dicha santidad proviene de nuestra comunión y dependencia de él. No podemos por nosotros mismos ser absolutamente sin pecado en esta tierra. Por supuesto, eso no significa que un cristiano pueda vivir en pecado e ir al cielo pues escrito está , el que ha muerto al pecado ¿cómo vivirá nuevamente en él? lo que eso significa es que el pecado ya no ejerce más dominio sobre el verdadero creyente (Rom 6). Esta verdad también nos lleva a vivir en más humildad y perfecciona nuestra adoración pues nuestra perfección está en Cristo, para que toda gloria y honor sean solo para él.

  2. Buen día, si ocurre una expulsión ningún miembro de la iglesia debe dar siquiera el saludo… Y nisiquiera los familiares que pertenecen a la misma iglesia deben tener ningún tipo de relación con el expulsado?

    • Buenos días Carolina. Gracias por escribir.
      Los procesos de disciplina no son algo fácil de lidiar. Ellos involucran dolor y pena por el hermano que está en ese proceso y la iglesia debe poner todo de su parte por su restauración. Al respecto de juntarse con alguien en disciplina, hay algunas prácticas de pecado recurrente, que en cierta instancia del proceso, impiden la comunión con alguien que se haga llamar hermano (1 Cor 5:11). Por supuesto, se trata de un caso en el que alguien, aún después de haber sido disciplinado por la iglesia y expulsado como última instancia, ya no se le puede tratar como a un hermano, aunque eso no implica no acercarse a él de ninguna forma, ni siquiera para predicarle el evangelio. El propósito de esta severidad es múltiple: por un lado la iglesia entiende la necesidad de santidad y de vivir una vida que honre al Señor y en segundo lugar, esto manda un mensaje al mundo, que los que viven conforme al pecado, no puede ser llamados hijos de Dios y miembros de la iglesia. Siempre se espera que este distanciamiento mueva a la persona disciplinada a arrepentirse genuinamente de su pecado.

      Si los miembros de esa persona están en la iglesia, es imposible que ellos pierdan el trato con él como miembro de esa familia. Una cosa es la vida de la iglesia y otra es el seno de la familia, donde se debe procurar el amor y trabajar en hacer que él sea restaurado a la comuninión con el resto de hermanos. Las familias de un miembro disciplinado tienen una gran oportunidad para reflejar el amor del Señor, su paciencia y compasión y deben procurar eso.
      Espero haber ayudado.

  3. Que locura es esto….. Dios miooo. ¿A Cuantos expulso Jesus El Redentor?…. Esto es mero dogma del hombre la expulsion…. Esto no es de Diossss…. Por favor dejen de trasgredir y hechar por tierra la redención de Cristo.

    • Hola Manuel; solo por responder a tu pregunta:
      Es el mismo Jesús quien dice estas palabras:
      “Si se niega a hacerles caso a ellos, díselo a la iglesia; y, si incluso a la iglesia no le hace caso, trátalo como si fuera un incrédulo o un renegado.” (Mat 18:17 NVI)

  4. Jacobis Aldana…. Mis respetos hacia ud. Hermano eso no es asi, los lideres, y lideres es solo un decir de iglesias cristianas están tomando estas recomendaciones de EXPULSAR muy a la ligera, se aplica muy poco ese procedimiento que aplico un hombre de la biblia, mas Cristo no fue quien lo aplico, nunca lo hizo, gracias a sus consejos los pastores se convierten en dioses a juzgar a los miembros de sus congregaciones que según ellos son rebeldes, rebeldes quizás a sus pensamientos dados al pecado, pero no rebeldes a Dios. Son DOGMAS HUMANOS PECAMINOSOS, si hay un pecador en la iglesia, la iglesia se debe a ellos o no? Pero para transformarlos, no para expulsarlos y señalarlos…

  5. Simplemente quería consultarte ya que yo hoy en día estoy en disciplina debido a una causa de adulterio y fui yo quién confesó ante mi esposa y la iglesia que me había equivocado y yo mismo pedí que me discipline por esa causa!. Lo que también pedí fue ayuda para súperar está situación y tanto en forma matrimonial e individual en forma de discipulado por así decirlo personal pero lo único que conseguí es cuando voy a la iglesia a diferentes reuniones me hagan a un lado y sinceramente estoy como abandonado!. Y no me quiero ir a otra congregación por obediencia y tampoco quiero insistir para no hacer escándalos ya que he hablado el tema y han quedado en solo promesas hasta y no se que hacer porque sinceramente hay veces que no quiero saber más nada hasta me enojo con Dios sin que el tenga la culpa!! Quizá pueda ayudarme por favor!!

    • Hola Ramiro, gracias por escribir. Comprendo tu situación y el por qué te sientes preocupado. Cuando hablamos de disciplina bíblica, debemos dejar claro que el propósito de la misma es llevar al transgresor al arrepentimiento. Eso lo vemos claramente en Mateo 18:17 donde leemos “si no los oyere, dilo a la iglesia y si no oye a la iglesia…”, en efecto, eso de “oír” está asociado a volverse del mal camino. De manera pues, que cuando una persona es amonestada y responde con arrepentimiento, la disciplina correctiva ha cumplido su función y ahora, la disciplina pasa a una segunda etapa y se trata de una asociada al discipulado y la enseñanza, en lo que se conoce como disciplina formativa.

      En resumen, la disciplina correctiva sólo tiene lugar cuando se busca el arrepentimiento, pero cuando este ya está presente y es evidente por medio de la confesión, lo que sigue es la restauración en amor.
      Creo que debes ser paciente y orar por tus pastores y al mismo tiempo animarlos a que puedan ayudarte en tu restauración, tal vez en esto de ir donde ellos, puedas contar con la ayuda de tu esposa. Sería muy útil si puedes presentarles tu deseo de continuar en la iglesia y de servir en lo que sea permitido.

      Estaré atento a cómo pueda avanzar todo. Un abrazo.

  6. Hola hermano dtbga.
    Yo fui expulsada xq tuve problemas con mis pastores pues ellos me ven como poco para su hijo, y e decidido buscar otro lugar donde me sienta bien… Usted cree que por irme a otra iglesia ameritó expulsión ??

  7. Hola Hermano le cuento nuestra situación.
    Mi familia entera somos miembros de una iglecia local Bautista Reformada. Y resulta ser que mi hijo el mayor le pidió a mi pastor que le gustaba su hija y que quería noviar con ella. Entonses el pastor le dijo que no que el aún no estaba maduro y de ayi en adelante El empeso a darle estudios respecto a eso y su hija del pastor párese ser que si estaba enamorada de mi hijo pero nunca le dijeron un si.. pero era obvio que los dos se querían y que anque no lo aceptarán sus padres estaban de acuerdo.. pero le prohibían muchas cosas le decían as esto no hagas esto. Y el sufría porque no era un si claro. Entonses llego en ese tiempo una muchacha a la iglecia y párese ser que se callaron muy bien con mi hijo y de tanto resulta ser que ella poco a poquito se le empezó a meter entre los ojos y el se empezó a enamorar de ella y olvidarse por completo de la hija del pastor..
    era obvio que ya a la hija del pastor no le ponía atención y ella se miraba que estaba triste y el pastor y la mama por igual. Entonses en la iglecia empezaban a platicar y el pastor se molestaba mucho con mi hijo y le prohibía que no estuviera hablando con la otra muchacha. Y así era casi siempre cada domingo. Simplemente le decía molesto apártate de ella.. y así desgraciadamente al poco tiempo nos enteramos que estaban teniendo relaciones sexuales. Porque se miraban a escondidas. Mi pastor cuando se enteró el o más otro hermano le daban consejos a el solamente y a la muchacha la expulsaron de la iglecia porque ella no era miembro. Y Ami hijo cada que se le miraba en lugar de amonestarlo con amor solo lo estaban regañando incluso el quería quietarse la vida de todo lo que estaba pasando pues se enamoro de la muchacha. El pastor no le comunicó nada de esto a la iglesia solo a nosotros y a otro hermano. Y de repente decidió que tenía correrlo de la iglecia les anunció esto por primera ves a la Iglecia y muchos se molestaron porque no sabían nada de esto y así no le importo a el lo que la iglesia decía el quería sacarlo lo más pronto posible d ela iglecia y no les quedó más a los hermanos que votar para que lo sacaran.. entonses mi hermana me hablo se su pastor que daba consejeria espiritual y el empeso un proceso con mi hijo y con la muchacha con la que cayó en pecado. Con amor y misericordia los a ayudado mucho. Los instruye bíblicamente y les tiene mucha paciencia y amor. Entonses mi hijo decidió pedirle perdón al pastor y el no quiere haceptar el perdón dice que no es genuino si el sige enamorado de esa muchacha que si de verdad está arrepentido tiene que olvidarse de ella por completo y no quiere aceptar el perdón de mi hijo ya se le hiso micho la lucha y no quiere y aún peor el lo está haciendo sin comunicar todo esto a la iglecia. Que hacemos??? Mi hijo ya no quiere ir a su iglecia y irse a la de el otro pastor ya que este lo está ayudando mucho. Aconsejemos please!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here